martes, 29 de mayo de 2012

Noel (estilista de Geneva)

Este es el estilista de Geneva, Noel, y para los que no le conozcáis es el cantante de Flo-Rida, se llama Tramar Dillard. Espero que os parezca bien :)

Capítulo 5 (Geneva)


Siento no subir capítulo ayer, pero es que me he roto una muñeca y me es difícil escribir, así que estos días no escribiré mucho. Espero que os guste este capítulo, un beso.

Quizás la cara que tengo al levantarme no es de alegría, pero tampoco se puede decir que este triste, no sé que me está pasando, tengo una sensación muy extraña que recorre todo el cuerpo y me produce escalofríos. No puedo aguantar ni un  segundo más y me lanzo hacia el baño, para vomitar todo lo que cene anoche. Recapacito que es lo que me ha podido pasar, además de que no es bueno ponerme mala antes de los Juegos, porque entonces seré débil y por tanto un objetivo fácil. Intento pensar pero estoy tan mareada que no puedo hacerlo. No tarda en llegar un avox que me mira con cara de preocupación. Me pone la mano en la frente y después me dice que no con el dedo, así que no debo de tener fiebre. El movimiento del tren es muy fuerte, y yo nunca antes había montado en ningún aparato como este, así que justo antes de desmayarme doy por seguro que lo que me pasa es que no soporto este movimiento.
Cuando me despierto el tren acaba de parar y a mi lado está Lisa
-¿estás mejor?- me pregunta cuando abro los ojos- hemos entrado al Capitolio, pero el vagón no se abrirá hasta que tu estés lista-
-Estoy mejor, creo que puedo bajar- digo mientras bajo las piernas para levantarme y no hacer esperar a nadie.
Lisa y yo vamos hasta la puerta del vagón, y sentado en una silla veo a Sam. En cuanto me ve se levanta y se situa al lado de la puerta, junto a mí. A través de las pequeñas ventanas  observo a mucha gente del Capitolio, y esa imagen se me queda grabada en mi memoria creo que como un buen recuerdo.
Las puertas se abren y la gente me mira atónita, todas sus miradas se centran en mi cara, no me he mirado en el espejo, así que la cara que tengo debe de ser de espanto. Unos agentes de paz me sacan de esta pesadilla y me lleva al centro de Renovación. Nos separan a Sam y a mí, y me llevan a una de las salas del sitio, donde me esperan dos personas completamente opuestas. Una es una chica que se ha operado tanto la nariz que prácticamente no tiene, va vestida de color rosa y lleva unos colgantes que brillan a kilómetros de distancia. El otro es un chico bastante joven que no llega a los 25, tiene apariencia de un estilo que el describe como gótico, y dice que por eso su nombre es Got, lleva el pelo con ondas no demasiado largo pero muy peinado, es de color negro azabache. Ella se presenta como Pada y me dicen que se van a encargar de mí hasta que llegue Noel.
-Tu cara está deforme- me dice ella entre risitas-tienes pinta de que te acabe de pasar un arco iris por encima- esa última expresión no la entiendo, pero supongo que se refiere a  que estoy horrible.
Empiezan a tratarme y me quitan los pelos de casi todo el cuerpo menos de los brazos y la cabeza. Me depilan las cejas, y me ponen algo de maquillaje del color de mi piel en la cara para tapar desperfectos, y de vez en cuando me dan un espejo para observar su trabajo. No lo hacen nada mal. Me meten en una bañera  y me lavan el pelo sin tocarme la cara que ya esta lista, después me secan y me dan una ridícula bata prácticamente trasparente, para que me la ponga y vaya a esperar a Noel, que por el nombre aún no sé si será hombre o mujer. Aquí me puedo encontrar cualquier cosa.
Me dirigen a una habitación muy grande, con una mesa llena de comida en el centro, y antes de sentarme Got se dirige a mí con una pastilla azul en la mano.
-Tu mentora Lisa nos ha contado tu incidente de esta noche- me mira fijamente,  y me dice con voz seria- esta pastilla te irá bien, es para que puedas volver a comer y te pongas bien del todo, tómatela antes de comer nada. Noel no tardará- sale por la puerta seguido de Pada que me sonríe y me despide con la mano.
Me tomo la pastilla y espero un poco antes de comer, porque debo de hacerlo para los Juegos.
Al rato de terminar de comer un hombre de tez negra atraviesa la puerta, y se acerca a mí.
-Buenas tardes Geneva- su voz es fuerte y tiene un acento extraño- mi nombre es Noel, y es un placer para mi poder estar a tu servicio en estos Juegos del Hambre. Haré lo que esté en mis manos para que esta noche sea la más especial de toda tu vida-
Se calla un poco y me da tiempo a observarle mejor; no lleva maquillaje, pero sus fuertes brazos están cubiertos de tatuaje de distintas imágenes coloreados. Su cara me supone respeto, es intimidante, suerte que no participe en los juegos, porque yo no tendría posibilidades.
-Gracias por el apoyo- es lo único que se me ocurre decirle.
-No tienes por qué darlas. Tengo para ti una sorpresa, que no es tan sorpresa, porque sabes lo que es, pero no sabes cómo es- esboza una sonrisa de simpatía que a mí me da más bien miedo. Me limito a asentir y él me hace un gesto con la mano que intuyo que significa que le espere aquí.

domingo, 27 de mayo de 2012

Cheryl (estilista de Garson)

Lady Gaga será nuestra querida Cheryl, yo creo que es la viva imagen de las personas del Capitolio, así que aquí os la dejo para que la disfruteis como estilistaaaa jejejejeje besos para todos ;)

Capítulo 5 (Garson)

Cuando me despierto por la mañana me encuentro con la cara de un avox mirándome desde la puerta, parece tranquila, y cuando me ve abrir los ojos se acerca a mi y me hace un gesto extraño con la mano, que no logro entender, le pido que me lo repita y ella saca un dos con los dedos, así que interpreto que deben quedar dos horas para llegar al Capitolio, donde quizás me espere mi padre y me saque de los juegos, o simplemente me de ánimos.
El tiempo que queda en el tren se me pasa rápido entre que me ducho, me visto, y desayuno con Goliat, que tiene cara de enfado, y Elle que ni siquiera me mira. Sigue sin haber rastro de Sally hasta que llegamos al Capitolio. El tren se para y miramos por la ventana del tren, la gente de aqui nos mira, pero no se porque lo hacen, si en realidad solo quieren ver nuestra muerte y tener espectaculo. A punto de bajar del tren Elle se dirige a mi por primera vez:
-Te he visto en los entrenamientos chico raro- su voz suena a burla pero la escucho, quizás sirva para algo- se te da bien el arco, no se que pensaran el resto de profesionales, pero creo que te tendremos en cuenta,pero no dudes que estos juegos son míos- esto último lo dice entre risas y justo después nos interrumpe Sally, su sonrisa a vuelto, y ni siquiera me mira, solo habla
-Mis queridos tributos, habéis llegado al Capitolio, jamás habéis visto lujo como este, espero que lo disfrutéis, porque sera una estancia especial y corta, por lo menos para uno de vosotros- esas palabras son duras, pero yo no puedo morir en estos juegos,no, seguro que no, mi padre se encargará de sacarme de la arena.
Las puertas del tren se abren, y la gente casi entra dentro del tren para recibirnos. Se acercan unos agentes de paz que nos llevan al centro de belleza. Allí me reciben tres chicas que dicen llamarse Tell Sell y Rell, las tres son practicamente iguales, excepto por su color de pelo y de piel, intuyo que son trillizas. Me sientan en una silla frente a un espejo y me explican que me tienen que dejar en fase de belleza cero para que me pueda recibir Cheryl, la que será mi estilista. La actitud de estas tres personas es abrasante, no me caen bien, y son muy pesadas, no paran de hablar y comentar a cerca de amores y desamores, no me entero de nada. Me hacen de todo en el cuerpo, aunque la verdad es que yo me veo exactamente igual que antes. Cuando acaban me llevan a la sala de al lado con solo unos pantalones de tela extraña como ropa. En esa sala solo hay una cama en la que me obligan a sentarme, y yo no me resisto. Al rato aparece una mujer de pelo blanco muy largo y con flequillo, los ojos los lleva maquillados completamente, sus labios estan coloreados, y en uno de los lados de la cara lleva pegado un rayo de color dorado con una perla plateada, creo que si no llevase todo esto, no sería capaz de reconocerla. Su ropa reluce y la verdad es que es bastante guapa, se acerca a mi con decisión y me ofrece una mano para que la bese. Vacilo, pero al final renuncio a todos mis principios y la beso. Me mira y sonrie diciendo:
-Eres de los mios chico- su expresión es amable, y me alegra ver a alguien así aqui- mi nombre es Cheryl, ya te lo habrán dicho, y tengo una gran sorpresa para ti- me mira con una sonrisilla de complicidad, yo se la devuelvo y la sigo a través de un pasillo.
Cuando llegamos al final, abre un armario, y allí es cuando veo lo más perfecto que he visto en toda mi vida...

sábado, 26 de mayo de 2012

Capítulo 4 (Geneva)

Ya está el cap de hoy, el de mañana será m´´as largo, que ya llegan al Capitolio, y son los desfiles, y nada, pues lo de siempre disfrutarlo :)

Cierro los ojos.
La verdad que no quiero fijarme en las caras de las personas a las que tendré que matar, y mucho menos en si será fácil matarles o no. Y como esa idea no me convence, se me ocurre otra que quizás sea reconfortante, puedo fijarme en con quien podría aliarme, además tener aliados en los juegos siempre es una buena opción al principio. Ahora veré sus caras, y podré intuir las más fiables, aunque luego puedan no serlo tanto, y así también podré descartar entre mis aliados a los más pequeños, ya que ellos no me sirven de ayuda. De nuevo siento lástima por ellos, y pienso en Sam, que está sentado a mi lado, y no ha comido demasiado en la cena. Parece haber calmado sus lágrimas, pero sigue triste, aunque intuyo que está mirando la tele, preparándose para enfrentarse a algo que no corresponde con su edad e inocencia. ¿Que pretenderá ver en las cosechas?
Me quito a Sam de mi mente, y vuelvo a la idea de fijarme en mis futuros aliados.
Abro los ojos decidida a enfrentarme a la situación que me corresponde.
Cuando miro la tele la cosecha del uno ya está empezada, y acaba de subir al escenario una chica que no me da buenas vibraciones, es demasiado... No sabría definirla. Los tributos del 1 los descarto entre mis aliados y espero al 2 con la misma idea de descarte. Cuando suben los dos tributos me sorprende la cara de desolación que tiene la chica del Capitolio, pero no le doy demasiada importancia, no me fijo en los tributos demasiado, porque en el 2 siempre hay voluntarios, pero para mi sorpresa este año la cosecha habla por si misma y nadie se ofrece. Entonces intento fijarme en los tributos, porque al no haberse presentado quizás podrían ser buenos aliados. La idea me parece absurda, porque siguen siendo del dos, pero el tributo masculino no es igual que el resto, lleva un peinado poco corriente entre las personas de los distritos, y su ropa semeja a la del Capitolio, ¿será uno de ellos? Es posible, porque la mujer del Capitolio se sorprendió al leer su nombre. No reparo más en él, ya que si es del Capitolio sus posibilidades de ganar son muy elevadas, y yo no quiero aliados con ventaja.
Los tributos del 3 parecen muy listos serían buenos aliados, ¿querrán unirse a mi equipo?, en el resto de distritos voy descartando con rapidez a los posibles aliados hasta que en el distrito 8, después de revivir el momento en el que me presento voluntaria, veo a una chica de 16 años, de la que no oigo el nombre, parece estar en buena forma y seguro que ella también necesita aliados para poder ganar los juegos. Me quedo con su cara, y aunque mi equipo es reducido, no me fijo en el resto de tributos. Espero a que acabe la emisión y me voy a mi compartimento para dormir, quizá esta sea la ultima noche que pueda dormir bien, porque a partir de mañana todo será mucho más difícil. El sueño me invade y digo adiós al día para poder enfrentarme a uno nuevo mañana.

viernes, 25 de mayo de 2012

Cápitulo 4 (Garson)


Siento publicar tan tarde, pero es que hoy he hecho muchas cosas, entre ellas hacer una quedada #BlackGlams en madrid que me lo he pasado genial con las fans de Garson XD espero que os guste el capítulo de hoy, os prometo que el de mañana será mas largo. Besos

Empiezan por el distrito 1 y me llama especial atención la chica, una chica muy musculosa, casi tanto como Goliat, mi mentor, que se ofrece voluntaria, llena de rabia y cuando sube al escenario promete ganar los juegos, espero no batirme con ella; el chico en cambio es profesional pero no intimida tanto, puede ser un objetivo. En el distrito 2 aparezco yo y se me ve decidido, me alegro por ello, ojala alguien me vea como un buen rival. En el tres hay dos chicos bastante listos y ambos dan un discurso, pero no es muy convincente. En el 4, los dos profesionales parecen fuertes, no serían malos aliados. Los tributos del 5 parecen objetivos fáciles, y cuando pienso eso se me revuelven las tripas al estar planteándome matarles. En el 6 los dos tributos son demasiado jóvenes, siento lastima por ellos, aunque esa no es una buena idea. Cuando veo a la chica del 7 de nuevo de las más jóvenes pienso que este año la mayoría de los tributos son muy jóvenes, y al ver al chico mi teoría se confirma, pero el acontecimiento de después me sorprende, una voluntaria en el distrito 7, esto no lo había visto nunca en otros distritos que no fuesen el 1 el 2 o el 4, y me quedo perplejo. La observo mejor, es una chica alta, morena y muy guapa. No me veo capaz de matar a esa chica, porque lo que acaba de hacer me ha cautivado, pero de nuevo descarto esa idea de mi cabeza y la convierto en uno de mis principales objetivos en los juegos no puede haber compasión. Los tributos del 8 tienen los dos 16 así que mi teoría se está viniendo abajo, por una parte me alegro pero por otra me doy cuenta de que eso me supone dificultad. En el distrito 9 llama mi atención el chico es bajito, pero sube con mucha ímpetu al escenario y levanta el brazo a lo que su distrito responde con un fuerte aplauso que le anima. Los tributos del 10 y del 11 no me dan demasiado miedo y los dos del 12 están delgadísimos, no creo que sobrevivan al baño de sangre de la Cornucopia.
Las cosechas finalizan, vuelve a sonar el himno y es entonces cuando me doy cuenta de que Sally no ha estado con nosotros en la cena, debe de correr un gran peligro, porque se está lamentando demasiado. Goliat dice que es hora de que nos vayamos a dormir, y que por la mañana estaremos en el Capitolio.
Me meto en la cama de mi compartimento y el sueño me puede, pero viene acompañado de unas cuantas pesadillas.

jueves, 24 de mayo de 2012

Lisa (mentora de Geneva)


Otra imagen más para que ya les vayáis poniendo cara a los personajes. Demi Moore será Lisa la mentora de Geneva, espero que os guste un besito.

Compañeros de Distrito

    Elle Mcguill (Distrito 2)  

    Sam Porsche (Distrito 7)


Holaaaa aquí os dejo algunas imágenes, en mi historia son los compañeros de distrito de Garson y Geneva, y en la vida real ellos son Dakota Fanning y Skandar Keynes, les conoceréis por algunas películas como Luna Nueva (ella) y Narnia (él). A ella la elegí porque ademas de que me gusta como actriz me parece que tiene cara maliciosa XD y le pega ser profesional. Y a él le elegí porque en la peli de Narnia le recuerdo débil (en la primera) y me recuerda a Sam, que siempre está llorando, ya sabéis. Espero que os gusten mis ideas. Un beso para tod@s


Capítulo 3 (Geneva)


Bueno, se que este capítulo no es muy largo, y lo siento, es que no tengo mucho tiempo para escribir, pero a cambio hoy publicare varias imágenes XD espero que os guste mucho, y que comentéis :)

Los compartimentos del tren son muy lujosos, me anuncian de que llegaremos al Capitolio mañana por la mañana, así que me acomodo y enciendo la tele que hay a los pies de la cama, y me entretengo hasta que aparece Lisa que se presenta como mi mentora, su aspecto es un poco particular, parece mayor, pero las operaciones que se ha hecho hacen que parezca más joven.
-Así que tu eres la tributo de este año, tengo una pregunta para ti, aunque supongo que ya te la imaginas, ¿verdad?- me dice amablemente
-¿Qué pasa?, una no se puede presentar como voluntaria en el distrito 7 solo por querer participar en los juegos- no puedo remediar ser borde, estoy harta de esa pregunta.
-Entiendo, pues lo tendré en cuenta para cuando te entrenes, porque ¿debes de saber mucho no?- dice con sarcasmo, lo cual me cabrea bastante.
-Se manejar el hacha con facilidad, y tienes suerte de que no tenga una ahora mismo- le respondo con una sonrisa malvada.
-Me gusta tu actitud chica, me recuerdas a mi cuando tenía tu edad, ¿así que crees que puedes ganar los juegos?- su actitud ha cambiado, de pronto me cae bien y me limito a contestar con sinceridad.
-No solo lo creo, lo sé-.
-Pues entonces tendremos que empezar a prepararte, lo primero será fijarte en tus oponentes, en media hora ponen el resumen de las cosechas y después crearemos una estrategia para ti.- parece segura de mi y eso me hace sentir bien, porque me da posibilidades.
Me lleva al salón donde está servida la cena en una enorme mesa llena de comida, hay mil cosas entre las que elegir. En la mesa ya están sentados Sam, que aun tiene los ojos llorosos, y Nicoletta con su amplia sonrisa. En las esquinas de la sala hay cuatro avox que nos miran preocupados por todo lo que queramos. Lisa y yo nos sentamos y ella enciende la tele donde sale Caesar Flickerman, el legendario presentador de los juegos y anuncia que en nada pondrán la repetición de las cosechas.
Comemos ansiosos y yo me alimento abundantemente hasta que suena el himno del capitolio y empiezan las cosechas comenzando por el distrito 1

miércoles, 23 de mayo de 2012

Goliat (mentor de Garson)

Siiiii es Hugh Jackman, y me parece que le iría perfecto el personaje de Goliat el mentor de Garson, decidme que os parece chic@s un besazo para todos

Capítulo 3 (Garson)



Ya está el capítulo de hoy, se que es un poco corto, pero es que no quería mezclarlo con las cosechas, seguramente hoy suba también la parte de Geneva, un beso a todos :)

Elle parece muy contenta y sonríe mientras saluda, ambos entramos en el tren y ella me lanza una mirada de amistad, pero no puedo buscar de eso en ella. Nos enseñan nuestros compartimentos y Sally entra en mi compartimento y se sienta en un sofá donde esconde su cabeza entre las manos haciendo que su peluca redonda se tambalee.
-Tu padre se va a enfadar, esto no estaba previsto, nadie lo esperaba- dice con su voz cursi- por favor, tienes que defenderme ante tu padre, yo quería…- su llanto me conmueve, pero no llora por mi si no por ella, así que no tengo que consolarla, además ella es la culpable de que yo esté aquí, ella saco mi nombre de la urna; pero aun así me siento a su lado y le digo que hablare con mi padre, aunque no sé cuando le voy a ver, espero que pronto. Se tira un rato en mi compartimento hasta que llega un hombre musculoso de unos veinticinco años que dice ser mi mentor. Le reconozco rápidamente, se llama Goliat y gano los juegos cuando tenía diecisiete, justo un año antes del vasallaje. Sally abandona la habitación y yo me pongo de pie, el me mira de arriba abajo y finalmente acaba diciendo una sola palabra:
-Débil- yo le miro atónito y el continua ¿eres conscientes de tus escasas posibilidades de ganar? no sabe de lo que habla, ni de lo que soy capaz.
-Creo que podre intentarlo, tengo maña con los cuchillos y el arco- le contesto intentando aparentar ser valiente.
-Un chico del Capitolio participando en sus propios juegos, me haces reír chico, me recuerdas a ellos, exactamente igual que ellos. Eres un profesional, así que deberías de ser bueno, pero no sé si llegaras a algo en estos juegos, pero por probar el único que tiene que perder aquí eres tu- está completamente loco, seguramente perdió la cabeza después de ganar los juegos,  y ahora se dedica a meter miedo a los nuevos tributos- incluso la chica de quince de la otra habitación parece más fuerte que tu. Sally te llamará para cenar, y veremos el resumen de la cosecha, por lo menos intenta fijarte a cuales podrás vencer para ir a por ellos, porque con los profesionales no tienes posibilidades.- esas son sus últimas palabras antes de abandonar mi compartimento.
En lugar de Sally la que me avisa de la cena es una chica avox que me lleva hasta el comedor, donde hay un enorme banquete donde todo parece delicioso, así que me dispongo a probar de todo, aunque ya había probado algunas de las cosas. La tele se enciende automáticamente y empieza sonar el himno del Capitolio y es entonces cuando tendré que enfrentarme a las imágenes de mis contrincantes.

martes, 22 de mayo de 2012

Geneva

Ayer os enseñe a Garson y hoy toca Geneva, así es como yo me la imagino, espero que os guste ella se llama Alexandra Daddario, y salio en la película de Percy Jackson y el ladrón del Rayo.
En realidad el personaje lo he basado un poco en mi y mi actitud, pero me parece que a ella también le pega mucho así que bueno, disfrutad en mi blog y yo seguire subiendo capítulos y más fotos. Besos

Capítulo 2 (Geneva)

Aquí está el capítulo de hoy, espero que os guste, lo disfruteis y me recomendeis (porfaaaa que tengo muy pocos lectores). Un besooo


Capitulo 2
Llevo cinco minutos esperando cuando entran por la puerta mis padres,  ambos están perplejos y a la vez preocupados.
-Hija ¿Pero qué has hecho? – me pregunta mi madre- ¿Por qué te has ofrecido como voluntaria?, jamás nos habías dicho que querías participar en los juegos, no entiendo nada- está enfadada porque me grita, parece que mee quiere lo suficiente como para preocuparse por mí.
Mi padre en cambio no dice nada se limita a soltarme una bofetada que me produce mucho dolor y acto seguido sale por la puerta, creo que no voy a volver a verle.
-Todavía espero una respuesta- me replica mi madre, que parece estar derrumbándose por dentro.
-Solo tenía doce años, no se merecía ir a los juegos, ella no tenía posibilidades…- digo algo triste.
-¿Y crees que tu sí que las tienes?, ni siquiera la conocías- en ese momento rompe a llorar- eres nuestra única hija-.
-No lo entiendes mamá, yo aquí no soy feliz, mi vida es cada día igual, no merece la pena, ni siquiera sé si intentaré ganar- suelto casi sin pensar, y luego me arrepiento.
-Pero no tenias porque lanzarte a la muerte, cariño, tu padre y yo no vamos a poder hacer nada sin ti, te queremos demasiado- ha levantado la cabeza para mirarme y sus ojos están clavados en los míos, pero no puedo evitar pensar que he hecho lo correcto, puedo ganar y si lo hago mi vida cambiara, y volveré para demostrar quién soy.
-Lo siento mamá, ya está hecho- mi madre me da un beso me desea suerte y sale por la puerta antes de que lleguen los agentes de paz.
La siguiente visita no tarda en llegar y esta vez me alegro al ver a algunos de mis amigos entrar por la puerta, se que tienen muchas preguntas que hacerme, pero ni si quiera yo sé como contestarlas, no sé porque me he presentado y creo que ellos se dan cuenta porque se limitan a abrazarme y desearme buena suerte, dicen que tengo posibilidades de ganar y que pronto volverán a verme. Hay lágrimas y sonrisas, yo intento consolarles, pero no es tan fácil. Cuando se los llevan empiezo a arrepentirme de haberme presentado como voluntaria y creo que voy camino de mi muerte, justo antes de que esa niñita por la que me ofrecí voluntaria entrase por la puerta. Aún seguía llorando, pero eso no le impidió darme un gran abrazo lleno de ternura mientras me susurra en el oído –muchas gracias Geneva- se separa de mí y me ofrece algo que lleva en su mano y me explica que pertenecía a su familia desde hace siglos, pero que le encantaría que yo lo llevase conmigo en los juegos, es un pequeño anillo de madera  que coloca en mi dedo y puedo distinguir una inscripción en la que pone: “recuerda quien eres”, espero no olvidarlo jamás, así que lo acepto, y la tranquilizo diciéndola que no se preocupe por mí, que no me pasara nada, que ella tenía que ser feliz. Y ella me dice que sabe porque lo he hecho, que hacía tiempo que me veía triste, y eso era algo de lo que yo no me había dado cuenta, pero tenía razón yo no soy feliz y quería un cambio en mi vida, eso era lo que iba pensando camino de la cosecha, así que vuelvo a convencerme de que he hecho lo correcto. Dana se despide en el momento en el que aparecen los agentes de paz, y parece que esa era mi última visita porque al rato los agentes vuelven a por mí y me llevan al tren con destino el Capitolio junto con Sam que está llorando mucho. Nicoletta nos lleva a nuestros compartimentos, y nos avisa de que en un rato conoceremos a nuestra mentora para los juegos.

lunes, 21 de mayo de 2012

GARSON!!!



Lo prometido es deuda, aqui os dejo una foto de Garson, supongo que algunos ya sabeis quien es, y si no pues os cuento, a parte de ser mi cantante favorito es concursante del numero uno, un programa de antena 3, ademas hace poco saco un nuevo single que se llama ANDROGYNOUS es genial, mrece la pena escucharlo. Bueno, y como a mi me gusta mucho pues decidi hacerle el protagonista de mi fan-fic, que ademas me cuadraba mucho con el personaje que tenía pensado. Espero que os parezca bien la idea, y por si teneis interes interes de saber cosas del el os dejo algunas paginas que podeis visitar y su twitter:
@garsonN1



Capítulo 2 (Garson)

Aqui teneis nuevo capítulo, he decidido cambiar el orden, a partir de ahora iran primero los capítulos de Garson antes que los de Geneva. Espero que lo disfruteis, un beso


Pasa un rato y nadie viene a verme, solo un agente que me anuncia que en media hora tendré que coger el tren. Es increíble que nadie venga a verme, ni siquiera mi madre. Espero un  rato más hasta que viene a verme alguien a quien no reconozco, es una chica rubia casi tan alta como yo, se presenta como Rachell y me abraza sin decir nada mas, se le escapan un par de lagrimas, y yo no entiendo nada, no se quien es, ni porque esta aquí, asi que no puedo evitar preguntarle
-¿Por qué has venido?- todavía noto el nudo en mi garganta. Ella se separa y me mira a los ojos.
-Nadie más ha sido capaz de venir, nunca te tratamos como uno mas, y ahora nos acabas de demostrar que nos equivocamos y que si que eres uno más y que tu no has elegido tu vida, no creo que te merezcas estar aquí hoy, ni ir a esos estúpidos juegos- dice con mucha convicción. En mi distrito no es muy habitual criticar los juegos, pero ella lo ha hecho y eso me sorprende- lo siento, siento no haberme dirigido a ti antes, de veras, espero que sepas perdonarme a mi y a todos los de este distrito. No te mereces esto.-
-¿Por qué no ha habido voluntarios?- no puedo evitar preguntárselo, necesito una explicación y quizás ella pueda dármela.
-No lo sé, todos creíamos que Brutus se presentaría, pero no lo ha hecho y…- los agentes de paz nos interrumpen y se llevan a la chica. Y pocos segundos después aparece por la puerta la persona cuyo nombre Rachell acababa de pronunciar: Brutus. Me sorprende su visita.
Su mirada está cargada de ira, pero no logra asustarme.
-Tú no deberías estar aquí niñato, lo has estropeado todo, este era mi año no el tuyo.- está enfadado.
-Y ¿por qué no te has presentado?- mi respuesta era obvia y el suelta una carcajada.
-Me han dicho que te dejara la oportunidad de intentarlo, al fin y al cabo a mi aún me queda otro año, y si tu vuelves, quizás te acepten aquí, te teníamos como un bicho raro y ahora dicen que no lo eres… tendrás que demostrarlo panoli- no dice nada mas, solo me mira fijamente hasta que se lo llevan los agentes de paz mientras me dice que no tengo posibilidades.
La última visita llega en poco tiempo y aparece Mery que lleva a mi madre prácticamente a arrastras, parece haberse desmallado. Cuando mi madre me reconoce no puede mirarme a los ojos, parece tener claro haber perdido a su hijo, además ella no sabe que llevo entrenándome varios años con los profesionales, así que su rostro parece haberse desvanecido. Se arrodilla a mis pies y me dice que la prometa que por lo menos voy a intentarlo, que no voy a ser una presa fácil. Yo no dudo ni un segundo en prometérselo y Mery quien también está muy triste me toma la mano con ternura y me dice que ella confía en mí, y que no me preocupe por lo patrocinadores, que tendré muchos y que no me olvide de que aquí estarán todos apoyándome. No sé qué decirla, y ella se marcha para dejarme a solas con mi madre el tiempo que me queda. Mi madre se digna finalmente a mirarme a la cara y se pone de pie para darme un beso en la mejilla, y me dice que jamás olvide todo lo que me quiere. Los agentes se la llevan, aunque ella intenta resistirse, y ahora sí que no puedo evitar que unas cuantas lágrimas caigan por mi mejilla, pero me las enjuago rápidamente porque no tardaré en irme hacia el tren y no puedo permitir que vean mis lagrimas.
Sally entra en la habitación y me toma la mano para acompañarme hacia el tren, mientras me dice que siente haber sacado mi nombre, yo no tengo nada que decirle a ella así que me limito a asentir y subo la cabeza para que todos vean al representante del 2 y me vean orgullosos de representar a mi distrito.

domingo, 20 de mayo de 2012

Los Distritos

Aquí os dejo una imagen, subire algunas de vez en cuando y también os pondré a los personajes como yo me los imagino, espero que lo disfrutéis ;)

Capitulo 1 (Garson)


Bueno hoy he decidido subir dos capítulos, espero que os gusten y disfruteis :) un beso

Cariño, hoy es el día de la cosecha- me susurra en el oído la dulce voz de mi madre- debes levantarte Garson, hoy nos espera un gran día, además vendrá tu padre esta noche a celebrar tu último año de cosecha.
Es cierto, hoy es mi última cosecha, llevo cinco años enfrentándome a este día y no creo que este año fuese a ser distinto a los anteriores. Mi padre vive en el Capitolio y viene a visitarnos a mi madre y a mí al distrito 2 una vez al mes, porque es lo máximo que le permiten allí. Mi familia es la más rica de nuestro distrito, y en un par de años el Capitolio nos permitirá que vayamos a vivir allí, para que podamos ser una familia porque aquí somos como bichos raros ya que nos parecemos bastante a las personas del Capitolio, y aunque me gusta mi imagen, me gustaría ser como el resto y poder quedarme aquí para siempre, pero eso no es tan fácil y mis padres no lo quieren así.
Por desgracia mi nombre entra en las urnas de la cosecha desde que cumplí los doce años, y eso es inevitable porque es el protocolo, aunque mis padres tienen clarísimo que no puede tocarme, porque mi nombre está muy pocas veces en la urna, las correspondientes a mis dieciocho años, pero por si acaso al pertenecer a un distrito profesional, me entreno con el resto de los adolescentes de mi distrito, aunque mis padres no lo saben. En ocasiones pienso que sería una buena opción salir elegido en los juegos y así si ganara quizás me aceptarían en mi distrito como uno más y un buen representante del mismo. Manejo con bastante agilidad los cuchillos, y tampoco se me da nada mal el tiro con arco. Pero siempre descarto la idea.
Me levanto de la cama y me visto con mis ropas habituales, muy extravagantes, parecidas a las del Capitolio, y bajo a tomar un gran desayuno que ha preparado la chica del distrito que trabaja en nuestra casa, su nombre es Mery y la verdad es que me quiere bastante, debe de ser de las pocas personas que lo hacen aquí.
Todavía quedan un par de horas para la cosecha, así que tengo tiempo de relajarme un rato antes de ir a la plaza con mi madre.
Me entretengo leyendo un libro que escribió mi padre hace un par de años, que llevo a la mitad, y se me pasa el tiempo volando, y la hora esperada del día está por llegar así que me dirijo a la plaza corriendo y saludo algunas personas que se me acercan para darme ánimos, como hacen con todos.
Ya estoy en mi sitio de pie rodeado de otros chicos de mi edad que esperan el veredicto.
Sally se acerca al micrófono para empezar con el discurso que da todos los años. Sally es una chica del Capitolio, además de una conocida de mi padre, no se cual es exactamente la relación que comparten; he hablado alguna vez con ella y parece simpática, aunque muy cursi. Lleva viniendo a nuestro distrito cinco años y siempre pronuncia las mismas palabras. Cuando acaba con el discurso sobre los Días Oscuros se acerca a la urna de las chicas con la frase típica -las señoritas siempre son las primeras- y acto seguido coge un papel y se apresura a leer el nombre de la profesional que representara al distrito 2. El nombre que pronuncia es el de Elle Mcguill que sale de la fila de las chicas de quince años, me parece haberla visto alguna vez entrenando asique supongo que será una buena representante. Sally nos la presenta, y después se dirige a la urna de los chicos anunciando que al ser caballeros siempre tenemos que dar paso a las damiselas. Rebusca en el fondo de la urna y cuando tiene el papel en sus manos se acerca al micrófono para leerlo, pero en el momento en que lo abre se queda paralizada, y su rostro se vuelve pálido, pero tiene que seguir adelante, no tiene otra opción, y es justo en ese momento, con la voz entrecortada, que dice mi nombre:
-Ga…Garson Purple- no me lo puedo creer, ese es mi nombre, este año soy el elegido para representar a mi distrito en los juegos.
La gente me mira perpleja, ellos tampoco se lo pueden creer siempre pensaron que los juegos estaban amañados y ahora se acaba de dar la vuelta a todo. El chico que está a mi lado me pone la mano en el hombro, y con mirada de compasión y quizás algo de arrepentimiento me dice –Suerte amigo-. En ese momento empiezo a andar hacia el escenario con un gran nudo en la garganta; de lejos veo a mi madre agachada en el suelo llorando, me gustaría decirle algo, pero al fin y al cabo, ¿cuales serian las palabras adecuadas?
Subo  al escenario junto con Elle y me coloco a su lado. Sally, todavía un poco paralizada pero de nuevo con su sonrisa habitual, se dirige al publico pidiendo voluntarios con mucha ímpetu, y por primera vez en tantos años de cosecha en el distrito 2 nadie se ofrece voluntario como tributo quizás porque siguen alucinados, o quizás porque me quieren ver morir ante el Capitolio . Sally insiste, pero al no obtener respuesta. Nos pide a Elle y a mí que nos demos la mano. Intento sonreír, pero no se qué actitud debo adoptar así que me quedo como estoy y cuando nos lo anuncian sigo a los agentes de paz hasta el Edificio de Justicia, y me meten en una habitación menos lujosa que la mía, pero más que las del resto de personas de mi distrito y me dispongo a esperar a mi madre y quizás a Mery, porque son las dos únicas visitas que tendré.

Capitulo 1 (Geneva)

Geneva!- grito mi madre desde la cocina para despertarme.
Ya era por la mañana, y no era una mañana cualquiera, era la mañana de la cosecha, aquella mañana que todo el mundo teme desde hace cincuenta y siete años. Hace cinco años que yo participo en ella, y la verdad es que la suerte no ha estado de mi parte nunca, el año pasado mi nombre entró en la urna diecisiete veces y este entrará veintidós, aunque la verdad no tengo miedo a salir elegida.
Mi familia es pequeña, solo estamos mi madre, mi padre y yo. Mi padre trabaja en los bosques de nuestro distrito, el 7, y su sueldo no es muy amplio, mi madre en cambio trabaja en casa y no tiene ningún sueldo, así que tengo que pedir teselas para conseguir comida.
En el colegio tengo un grupo muy amplio de amigos, me lo paso bien con ellos y nos gusta pasear por el bosque buscando presas que cazar u otros entretenimientos, el hacha es uno de mis fuertes, y se me da muy bien lanzarlas en distancias largas, la verdad es que nunca me ha enseñado nadie pero siempre he creído que debería aprender a defenderme por si un día lo necesitaba, para los Juegos del Hambre o para cualquier otra cosa.
Ya es casi la hora de la cosecha, hoy me he despertado muy tarde, y eso no es habitual en un día de cosecha. Cuando bajo a la cocina mis padres ya se han ido, porque ellos siempre se dedican a apostar por el elegido y van antes a la plaza. No tardo mucho en prepararme, y me dirijo a donde va hoy todo el mundo.
Mientras voy pienso que la verdad no me importaría ir a los Juegos del Hambre, porque además de que creo que tengo posibilidades de ganar,enfrentarme a un riesgo sería entretenido en mi vida, pero no sigo planteándomelo, si me toca pues iré y si no pues seguiré con  la rutina de siempre.
La plaza está llena de gente, y hay muchos agentes de paz que se encargan de vigilar y seguir el protocolo, cuando paso el control me voy a la fila de las chicas de mi edad y me reúno con algunas amigas. La chica que se encarga de leer el nombre de los que irán a los juegos este año se acerca al micrófono que hay en el escenario, parece nueva, porque no la había visto nunca antes, lleva una peluca de color verde muy larga con las puntas blancas, que le llegan a la cintura, además de unas pestañas largas teñidas de rosa. Su aspecto es particular, y el color de su piel tampoco es el habitual del resto de personas, parece como grisácea. Se presenta como Nicoletta y dice que es su primer año, pero aun así cuenta la misma historia, acerca de los Días Oscuros, que la chica anterior. Después nos desea suerte y sin decir nada más se aproxima a la urna de las chicas. El silencio se hace en la plaza, justo antes de que diga el nombre de la chica desafortunada (o no tanto) que irá este año a los juegos:
Dana Blewer- anuncia en voz alta.
Se quien es la chica aunque no he tenido el placer de hablar con ella nunca, solo tiene 12 años y dos hermanas pequeñas a las que cuidar, porque su madre las abandono hace un par de años. Siento una gran pena por ella, porque creo que no tiene ninguna posibilidad de ganar, está escuálida, y no creo que sea capaz de matar a nadie.
La pobre niña sube al escenario, y Nicoletta le saluda y le da la enhorabuena por ser la afortunada. A continuación pasa a la urna de los chicos y saca un papel en el que pone el nombre de un chico que no conozco, Sam Porsche, sale de la fila de los chicos de trece años y de nuevo vuelvo a sentir pena, ambos son muy pequeños. Sam sube al escenario, y Nicoletta repite lo sucedido con Dana.
Pocos segundos después Nicoletta se acerca al micrófono de nuevo, y dice algo que reconozco porque es lo mismo que dicen todos los años después de elegir a los tributos y casi sin darme cuenta he levantado la mano, y una cámara me está apuntando, la gente de mi alrededor me mira perpleja, no pueden entender lo que estoy haciendo, y la verdad es que yo tampoco lo entiendo, es una locura, pero ya está hecho y no hay vuelta atrás. Salgo de mi fila y unos agentes de paz me escoltan hasta el escenario y veo como Dana no se puede creer lo que acaba de pasar, la veo echarse a llorar, aunque no entiendo porque.
Nicoletta me tiende la mano y me pregunta mi nombre y mi edad
Me llamo Geneva Mackenzie y tengo 17 años- digo alto y claro.
La gente de mi distrito empieza a aplaudir, y después Nicoletta pide que los dos tributos nos demos la mano mientras Dana baja del escenario y abraza a su padre que la está esperando. Poco tiempo después nos escoltan al Edificio de Justicia de nuestro distrito, y  nos meten a cada uno en una habitación muy lujosa donde nos toca esperar a nuestras visitas.

Ya está la historia :)

Bueno, creo que ya tengo decidido de que va a ser mi historia, voy a intentar plasmar los quintuagesimo septimos juegos del hambre desde dos puntos de vista:
Geneva una chica de 17 años del distrito 7
Garson un chico de 18 años del distrito 2
Intentare subir un capítulo cada día y los ire alternando, unos días desde el punto de vista de ella y otros desde el punto de vista de el.
No se si empezare hoy o mañana, depende de como me vaya el día.


Espero que os guste de verdad y si es así por favor recomendarme :)
Un beso

sábado, 19 de mayo de 2012

Presentación!!!

Hola a todos; lo primero presentarme: me llamo geneva y soy nueva en esto de los blogs, y me he propuesto a mi misma escribir una historia, principalmente, porque me he leido muchos blogs y todos me han encantado y yo queria seguir la idea asi q me gustaria escribir una historia relacionada con los juegos del hambre. De momento no se muy bien de que va a ir ni cada cuanto escribire, pero ya os ire contando, un saludo ;)
GENEVA